Semillas de santidad en la vida de Francisco

Fraternidad Kita Urawa Japón

Camino de formación – “Tiempo de iniciación” OFS en español y portugués.
Tercer encuentro fraterno.  Marzo 2021.
Formación a cargo del  padre Felipe Hamada OFM
(Intérprete, traductor y adaptación: Luis Kikuchi).

Francisco nació en una familia burguesa, eran comerciantes ricos – la nueva burguesía que tiene sus orígenes en el medioevo. Durante su adolescencia, sus sueños eran obtener mucha riqueza y un alto estatus social. Sin embargo, cuando sus sueños se hicieron realidad, su ternura innata lo llevó a sentir misericordia por los pobres y los leprosos, los más bajos de la sociedad. Y pronto se vio llevado a dedicar su vida a seguir al Cristo pobre y crucificado.

CAPITULO 2
COMERCIANTES: CRIANZA, ADOLESCENCIA Y CONVERSION

Los contemporáneos de Francisco dejan una descripción de su vida en el estilo general de la época. Las tres biografías más importantes son, en orden cronológico:

“Vida primera de San Francisco” (1Cel) – Biografía de Tomás de Celano.
“Leyenda de los tres compañeros” (L3S).
“Vida segunda de San Francisco» (2Cel). Biografía de Tomás de Celano.

La «Leyenda de los tres compañeros» es probablemente la biografía más cercana a la verdad, como veremos más adelante. Por lo tanto, usar esta biografía será́ útil para compenetrarnos en las complejidades que ocurrieron en los primeros años de vida de Francisco.

De las muchas biografías que se escribieron en la época de San Francisco, la “Vida Primera de San Francisco” por Tomás de Celano entre otras, se han redactado como material para sustentar la causa de su canonización por lo que intentan destacar la imagen de Francisco. Las posteriores versiones son más reales… así poco a poco se ha ido formando lo que conocemos como la tradición franciscana respecto a la imagen de su fundador.

LA FAMILIA DE FRANCISCO

Al describir a la familia de Francisco, las primeras fuentes a menudo hablan de su padre, Pietro Bernardone, era un comerciante que se ocupaba de telas finas; un típico hombre de negocios emergente, un mercader entusiasta – “la nueva burguesía” – que comerciaba en mercados nacionales y extranjeros como Francia. Creía firmemente que el dinero era el único medio viable para medir el estatus social de una persona. Y fue en gran parte esta creencia la que provocó fricciones con su hijo Francisco.

Pietro, realmente amaba a su hijo, quería darle un negocio próspero y algunas casas de su propiedad en Asís. Los negocios del padre de Francisco lo llevan al extranjero por Francia y otros países de Europa.

Por entonces en la ciudad de Florencia (Firence) la familia Medici es muy conocida como mecenas (que promovían financieramente a otros) de artistas y hasta científicos (y por eso a los médicos se les llama así́ en memoria de los Medici, sus mecenas), eran tiempos en que se desarrolla el mundo bajo el poder del dinero.

No se sabe mucho sobre la madre de Francisco, la Señora Pica; se la retrata como una madre muy comprensiva con el camino que había elegido su hijo. Las biografías medievales no están claras sobre la conformación familiar, pero parece que Francisco era el mayor de tres hermanos, uno varón y otra mujer. Según documentos escritos después del siglo XIII el hermano se llama Ángelo, y los autores lo describen como «el muerto de oro».

Francisco nació́ en 1181 o 1182, cuando su padre se encontraba en Francia por negocios. Su madre le puso el nombre de bautismo Giovanni, pero cuando su padre regresó a casa, lo cambió a Francisco, probablemente porque estaba contento con el éxito de su negocio en Francia.

La educación que recibió Francisco fue muy buena para los estándares de la época; sabía latín para entender la liturgia y francés para hacer negocios. Se presume que su nombre legal haya sido el mismo que su nombre de bautismo, cosa que en la sociedad japonesa por lo general no coinciden. Un sacerdote japonés generalmente tiene su pasaporte con su nombre legal que no es el nombre del bautismo.

LA ADOLESCENCIA DE FRANCISCO

Varias biografías muestran imágenes muy diferentes de la adolescencia de Francisco. Por lo tanto, al leer esas descripciones, cada uno debe tener en cuenta el propósito para el que fue escrito.

Leemos en «La primera biografía de San Francisco» de Tomás de Celano, quién era fraile contemporáneo de Francisco. En este texto ubica a Francisco como ejemplo para todos los cristianos. Por eso, describió su juventud como perturbada debido al maltrato de sus padres. Está claro que Celano tenía una intención doctrinal, pero no todas esas declaraciones parecen ser ciertas (cf. 1Cel 1).

«La segunda biografía de San Francisco» también de Tomás de Celano; está redactada para la orientación y educación de sus hermanos, por encargo del general de la orden; como resultado, la juventud de Francisco no está́ tan mal descrita como en la «Primera biografía». Más bien, Francisco es visto como un joven libre e irreverente que no tiene un propósito serio en la vida (cf. 2Cel 3-11).

En el caso de «La biografía de los tres compañeros» esta fue escrita entre las dos redacciones de las biografías de Celano y nos presenta un Francisco que conocía bien las costumbres de la época en Asís.

Francisco es un joven comerciante, bueno en los negocios, amante del lujo y la riqueza, pero correcto y educado y amable para con los pobres. Su principal ambición era ser el primero en todo, creyendo que alcanzaría sus metas con ayuda de la riqueza. Este fue Francisco, quien luego experimentó una completa transformación interna.

En los tiempos de Francisco no sabemos si habían escuelas establecidas, se sabe que la gente mandaba a los jóvenes a estudiar con los monjes a los monasterios, a aprender y recibir clases de latín. Pero Francisco no dominaba un latín culto, era el latín llamado vulgata o sea la versión vulgar o de latín diario para la población general, se cree difícil que Francisco dominara el francés, solo que al hablar en latín tendría un cierto acento parecido al francés, además en esos tiempos el idioma italiano no existía acabado como se le conoce en la actualidad, las lenguas iban formándose y recibiendo la influencia del idioma latín que utilizaba la Iglesia Católica. Una cosa si es bien cierta: Francisco primero llevó una vida de lujos y luego en el proceso de su conversión comienza a ayuda a los pobres.

LA CONVERSION DE FRANCISCO

La conversión de Francisco supuso un cambio de valores en la vida, lo que le hizo elegir específicamente un estilo de vida que se adaptaba al evangelio. Analicemos tres aspectos:

  1. PREPARANDOSE PARA EL MOMENTO DECISIVO: El sueño de Francisco de obtener una gran riqueza y un alto estatus social pronto comenzó́ a desaparecer como premisa. Francisco participó en varias guerras como un medio para alcanzar el alto estatus social de los aspirantes. Eso es porque si ganaba la batalla, podría asegurar su posición en la sociedad. Tenía suficiente dinero para hacer esto. En 1202, a la edad de 20 años, participó en la batalla de Colle Strada, y sucede que fue hecho prisionero en Perugia durante un año.

Liberado en 1203 o 1204, regresó a casa con gran decepción y reanudó su vida normal. Se unió́ al ejercito del conde Gentile en 1205. Pero a los pocos días enfermó gravemente y tuvo que regresar a Asís. Todos sus planes de largo plazo quedaron frustrados. Regresó al negocio en la tienda de su padre. Pero ahora se hizo más consciente de los pobres, especialmente de los sacerdotes pobres, y les daba dinero sin que su padre lo supiera. Un factor importante en este cambio de actitud fue que realizó una peregrinación a Roma de acuerdo con las costumbres de la época. De hecho, Francisco se encontraba en medio de una transformación interna.

Para él fue la desilusión de su realidad, lo detienen, se enferma… ir a la guerra no le sirvió́. La misericordia por los pobres y el deseo de hacer algo diferente es el designio de Dios que quiere hacer de Francisco un ser distinto.

  • EL MOMENTO DECISIVO El momento decisivo de su conversión llegó cuando se encontró́ con un leproso en las afueras de Asís, durante el período de recuperación de la segunda enfermedad.

En la Edad Media, la gente con lepra vivía fuera de la ciudad sin ningún tratamiento ni atención, y el leproso era solo un paria de la sociedad. Francisco expresa claramente lo que significó el encuentro para él de este modo:

“El Señor me dio a mí, el hermano Francisco, el comenzar de este modo a hacer penitencia… pues, como estaba en pecados, me parecía extremadamente amargo ver a los leprosos; pero el Señor mismo me llevó entre ellos, y practiqué con ellos la misericordia. Y, al separarme de ellos, lo que me parecía amargo, se me convirtió en dulzura del alma y del cuerpo; y después de un poco de tiempo salí del mundo.”

Para él, este fue el momento decisivo del cambio, el primer resplandor de luz vocacional. Por tanto, el punto de inflexión de la conversión de Francisco no está́ en el descubrimiento del tesoro de la pobreza, sino en la «simpatía» por los seres humanos que primero sufren de lepra y luego sufren de «lepra del pecado» en el alma.

Serán los mismos que los que han sido despedidos de la sociedad y «aceptarán voluntariamente» ser considerados uno de ellos. Fue un cambio profundo en la perspectiva y los valores que Francisco experimentó en el proceso de explorar el significado de la vida.

Sin embargo, el cambio es paulatino y lo ha mencionado muy poco, por lo que es difícil seguir la trayectoria de su cambio desde la biografía.

  • LO QUE SUCEDIO DESPUES DE LA CONVERSION La revelación recibida en el diálogo con Cristo en la Capilla de San Damián aclaró una nueva visión del sufrimiento humano de Francisco. Hay una descripción de este evento en «Biografía de los tres compañeros» (L3S 5, 13f.). La voz de Jesús en la cruz confirmó su elección y su determinación concreta por los oprimidos.

Para Francisco “dejar el mundo” significó pasar de vender telas en Asís, dar dinero a los pobres, ser atrapado por su padre y demandado ante las autoridades. Esta es parte del camino doloroso que eligió́ para llevarlo a una abstinencia completa.

Pero también fue un camino claro hacia un nuevo gozo en el camino del evangelio que encontró́.

JESUS ES EL CENTRO DEL FRANCISCANISMO

por Luis Kikuchi

Hemos realizado tres encuentros formativos en la búsqueda de nuestra vocación para descubrir si tenemos empatía con el ingreso a la Fraternidad Franciscana Seglar.

Hasta ahora solo hemos recibiendo mucha información referida a San Francisco de Asís, para conocer su vida y obra, para entender en que consiste el carisma franciscano, el estilo de Francisco.

Pero el llamado del Franciscano Seglar es a llevar una vida basada en los Santos Evangelios. Es decir que todo esto es para cumplir el mandato del Señor según nos lo explica en los Evangelios, de modo que el personaje principal en todo esto es Nuestro Señor Jesucristo. San Francisco en todo momento dice Señor hazme instrumento tuyo, y uno de los valores más importantes que nos inculca es la humildad. No debemos olvidar que Francisco de Asís hace todo esto por Jesús y para El.

Para vivir completamente según su mandato y bajo el amparo de su divina misericordia. Los invitamos a buscar en su corazón el llamado a ser partes de esta  institución “OFS” que justamente este 2021 celebra los 800 años de la aprobación del “Memoriale Propositi”

800 años de historia, pero con mensaje vigente pues estamos en la construcción del Reino de Dios, día a día. Como en aquella sociedad de Francisco, hoy también se sigue necesitando más que nunca personas enamoradas de Jesús que en su estado Seglar continúen transformando la sociedad.

Los ideales franciscanos de fraternidad, humildad, el amor al prójimo, cuidar el mundo como creación de Dios, donde todos somos hermanos y no sólo los seres humanos como lo relata francisco en el Cántico a las creaturas donde descubrimos a Francisco y su amor por los animales y hasta las bestias salvajes, los astros, las estrellas, todos son sus hermanos.

En síntesis, somos seguidores de Jesús al estilo y con el ejemplo de Francisco y Clara de Asís, pues el mensaje de Francisco es pasar del evangelio a la vida y de la vida al evangelio tal y como nos predicó Jesús.

Para reflexionar este tercer aporte formativo:

1. ¿Cómo entiendes el «momento decisivo» de la conversión de Francisco?
2. Francisco eligió́ vivir la vida según el Evangelio. Eso lo convierte para su época en un “paria social”?
3. ¿En qué ámbitos debería trabajar hoy el franciscano entre los que han sido marginados de la sociedad?
4. ¿Cuántos fueron los primeros compañeros que siguieron a Francisco al iniciar la fundación de su fraternidad?
5. ¿Quién es el personaje principal a tener en cuenta en el movimiento franciscano?
6. ¿De quienes son los brazos cruzados en el escudo franciscano?

Un comentario en «Semillas de santidad en la vida de Francisco»

  • el abril 19, 2021 a las 1:53 pm
    Enlace permanente

    Aquí en el Japón, por primera vez estamos teniendo las reuniones mensuales a distancia por el zoom. Y es también por primera vez que podemos aprovechar para ofrecerla a líos hermanos extranjeros residentes en este país asiático, desde el pasado mes de enero, el curso de formación desarrollandolo traducido al español y al portugués. Esperamos si Dios quiere que podamos tener al término de estas jornadas en 2022, una primera promoción de hermanos de habla hispana y portuguesa en la OFS del Japón . Y nos alegra sobremanera que nuestros hermanos argentinos de la página Hermano Sol tengan el fraterno gesto de publicar en tan importante medio de difusión franciscano nuestros modestos resúmenes, que así diagramados tienen un gran realce gráfico. Mil gracias . Heiwa to Zen (Paz y bien en japonés). ✝️✝️✝️

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *