Testigo del Amor de Dios – Monseñor Romero

Oscar Arnulfo Romero, Ciudad Barrios te vio nacer en 1917; en un hogar sencillo y trabajador, compuesto por 7 hermanos; en estos años la oligarquía del país, se enriquecía con el café.

Tuviste que detener tus estudios a los 12 años por estar enfermo. Luego fuiste aprendiz de carpintero, como Jesús, el hijo del carpintero. Ingresaste al seminario menor de san Miguel en esos años de represión militar, 1931, antes del etnocidio.

Nuevamente interrumpiste tus estudios para ayudar en el hogar; Conociste y sentiste la maldad del empobrecimiento en tu mismo hogar.

En 1937 ingresas al seminario mayor, y en 1942 te ordenas sacerdote en Roma, luego se frustra tu doctorado, el Concilio Vaticano II te quedaba lejos, no así, la II guerra mundial.

Oscar Romero, iniciaste tu compromiso de ser Pastor del pueblo pobre, Pasaste 20 años siendo hermano y luz de un pueblo pobre, Anamorros. Llegaba 1966 y fuiste nombrado Secretario de la Conferencia Episcopal y en 1970 te nombraron obispo auxiliar de Luis Chávez y Gonzales, un obispo que seguía los lineamientos del Concilio Vaticano II y Medellín.

En 1974 fuiste nombrado Obispo de Santiago de María; en 1975 denuncias la masacre de las “tres calles”, hecha por la Guardia Nacional; y en 1977 fuiste nombrado Arzobispo de San Salvador; desde aquel día que asumiste ser pastor de la Arquidiocesis, solo pasaste recogiendo muertos, asesinados y masacrados, en tu Palabra siempre estuvo la esperanza y la denuncia.

Oscar Romero, viviste tres años anunciando el Reino de Dios y denunciando a los grupos armados, pidiendo al ejército que no siga asesinando al pueblo de El Salvador; Mons. Romero, por vivir como Jesús te asesinaron los enemigos de los pobres, enfermos y mendigos, también, refugiados o migrantes.

René Arturo Flores. OFM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *