Cantos para la liturgia y oración.

Por primera vez, los escritos de San Francisco, traducidos al árabe, se convierten en cantos sagrados para la liturgia y la oración. El proyecto nació de una idea de dos franciscanos, estudiantes de teología originarios de Siria, fray George y fray Johnny Jallouf, y se ha desarrollado gracias al apoyo de la Custodia de Tierra Santa. Hoy, nueve piezas musicales con textos en árabe y música original están publicadas en la colección llamada “Rabi wa Elahi” y disponibles gratuitamente en YoutubeSpotifyAnghami (popular en el mundo árabe) y todas las principales plataformas musicales.

“En los primeros años de formación, cuando estábamos en Italia para el noviciado, la culminación de la espiritualidad franciscana, siempre cantábamos los cantos franciscanos – explica fray George –. Sin embargo, sentíamos la necesidad de cantar también en nuestro idioma. Así que un día, tras la oración, tuve la inspiración de traducir los cantos franciscanos al árabe”.

Fray George y Johnny Jallouf tienen veinticinco años y son hermanos gemelos, ambos frailes, estudiantes de la Custodia de Tierra Santa. En su camino hacia la vida religiosa y el sacerdocio, continuaron cultivando la pasión por la música. George, de hecho, estudia guitarra clásica y canto, mientras que Johnny estudia flauta y canto. Su formación musical, unida a su amor por la espiritualidad franciscana, les ha permitido llevar a cabo este ambicioso proyecto.

“Al principio queríamos traducir los cantos al árabe, utilizando las melodías de los cantos franciscanos en italiano – cuenta fray George –, pero después encontramos dos músicos que nos han permitido escribir músicas originales para combinarlas con los escritos de San Francisco, ya traducidos en 2005 por una comisión especial”.  Se trata de Louai Zaher y Rabab Zaitoun, dos cristianos de Nazaret que dirigen una productora musical, la Holy Land Sounds, donde se han compuesto y grabado las piezas.

“El objetivo de difundir estos cantos es intentar trasmitir al mundo árabe el espíritu de los escritos franciscanos, sobre todo a los jóvenes durante los encuentros de formación y en las marchas franciscanas – continúa fray Johnny –. La música ha sido compuesta por Louai Zaher, adaptada por su mujer Rabab Zaitoun, mientras que George y yo hemos escogido los textos, cambiado alguna palabra y cantado las obras”.

La música se grabó en el estudio de Nazaret de la Holy Land Sounds con instrumentos en directo: violín, guitarra, flauta y saxofón.

En el videoclip, en cambio, participó el centro sirio Tawk Media Center de Alepo, en colaboración con el Christian Media Center de la Custodia de Tierra Santa.

‘Rabi wa Elahi’ significa “Señor mío y Dios mío”, y se inspira en la frase que dijo San Francisco en el monte de la Verna, tras recibir los estigmas: “Mi Dios y mi todo”.  “Empezamos a trabajar en estos cantos en 2019 y la finalización también se retrasó por la pandemia – concluye fray George –. Ha sido difícil, pero siempre hemos sentido que San Francisco estaba presente. A medida que los cantos crecían, como niños, se convertían cada vez más en mi oración”.

“Estoy acostumbrado a usar el italiano pero, cuando canto en mi idioma, puedo sentir el peso de cada palabra, es un canto que implica todo mi corazón, mi alma, todo mi ser”, afirma fray Johnny. “Colaborar con el equipo de Nazaret ha sido extraordinario: nos hemos convertido en una familia y a pesar de nuestros compromisos, hemos sido capaces de sacar adelante este trabajo. Rezamos al Espíritu para que iluminase nuestras mentes y las de los compositores”, explica fray George.

Los cantos podrán utilizarse en las celebraciones en la iglesia o en los ejercicios espirituales, gracias también al nihil obstat concedido por el Patriarca Latino de Jerusalén.

Por tanto, un nuevo instrumento de oración está disponible para los cristianos de Tierra Santa y de Oriente Medio: los cantos franciscanos en árabe.

Aquí la página dedicada al vídeo y los acordes de los cantos franciscanos en árabe.

Texto Original – Custodia de Tierra Santa – Beatrice Guarrera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.