En peregrinación a las fuentes de la esperanza

En peregrinación a las fuentes de la esperanza

Las mochilas cargadas, los ojos curiosos, las sonrisas, las canciones, las ganas de estar juntos y conocerse, compartir un trozo del viaje de la vida. Tras dos años de aplazamientos por la pandemia, el sueño se ha hecho realidad: del 8 al 15 de mayo, 300 jóvenes de entre 18 y 35 años, de 23 países diferentes del mundo, se dieron cita en Tierra Santa para la peregrinación promovida desde la Comunidad de Taizé. “Caminando juntos hacia las fuentes de la esperanza” fue el hilo conductor de estos días juntos. 

Fr. EMILE

 Comunidad Taizé 

Viajar significa levantarse, ponerse en camino, caminar en dirección a la esperanza. Incluso caminar junto a otros, por eso ‘juntos’. Son ‘fuentes’ porque estamos hablando de una esperanza que no viene de nosotros. No es nuestro optimismo, no es porque todo esté bien lo que esperamos, sino que sabemos que Dios está con nosotros. Visitas a los Santos Lugares, encuentros, talleres, pero sobre todo oración, tres veces al día, marcaron la jornada de los jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.