¿Señalados?

¿Señalados?

¿Con qué nos quedamos con lo externo, con lo formal, con lo estéticos, con las formas, con las normas? ¿O nos quedamos con lo que sale del corazón, con lo que realmente sale desde dentro, con lo que mueve nuestras vidas? María se quedó con lo realmente importante. No te quedes con las apariencias y baja más al fondo, de donde Dios sabe sacar lo mejor…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.