Día 29 – Consagración a Dios a través de María

🌹 Día 29º - Consagración a Dios a través de María 🌹

⚜ A través de Hermano sol publicamos la meditación del día de la Consagración a Dios Misericordioso a través de María ⚜ 

DIA VEINTINUEVE

Entrega de mi vida a María recibiéndola como Madre

Reza con el corazón en unión con María

Oración al Espíritu Santo

Oh Espíritu de Dios que penetras mi ser en su totalidad y me das a conocer Tu vida divina trina y me confías los secretos de Tu esencia divina, y unida a Ti de este modo viviré por la eternidad.

Del Evangelio según San Juan

Junto a la cruz de Jesús estaban su Madre, la hermana de su Madre, María la de Cleofás y María la Magdalena. Jesús al ver a su Madre y junto a ella el discípulo al que amaba dijo a su Madre: mujer ahí tienes a tu hijo, luego dijo al discípulo: ahí tienes a tu Madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió como algo propio.

Del Diario de Santa Faustina

Antes de la Santa Comunión, he visto a la Santísima Madre de una belleza inconcebible. Sonriéndome me dijo, hija mía por mandato de Dios he de ser tu Madre de modo exclusivo y especial. Pero deseo que también tú seas mi hija de modo especial. La Virgen me dijo muchas cosas. Le ofrecí mis votos perpetuos, sentía que yo era su niña y ella mi Madre. No me rehusó nada de lo que yo le había pedido. La Virgen me dijo que me comportara como ella, a pesar de los gozos siempre mirara fijamente la cruz, y me dijo también que las gracias que Dios me concedía no eran solamente para mí sino también para otras almas. Oh Madre de Dios, Santísima María, Madre mía, tú ahora eres mi Madre de modo más particular. Y esto es porque tu amado Hijo es mi esposo, pues los dos somos tus hijos. Por consideración a tu Hijo debes amarme, oh María. Madre mía amadísima, dirige mi vida interior de modo que sea agradable a tu Hijo.

Oración de entrega

María, mi Madre Misericordiosa, me fuiste dada como Madre junto a la cruz. Este es un don de la misericordia de Dios para mí. Te agradezco que quieras ser mi Madre, yo también deseo ser tu hijo. Hoy, como hijo tuyo, deseo entregarme completamente a ti con amor. Sé que en tus manos y junto a tu corazón maduraré en mi humanidad y en mi vida espiritual. Te recibo hoy Madre, te invito a todos los espacios de mi vida, siéntete como en tu casa. Sé para mí una Madre Misericordiosa que ama enseña y guía por la vida.
Oh María, dulce Madre mía, te entrego el alma, el cuerpo y mi pobre corazón, sé la custodia de mi vida y especialmente en la hora de mi muerte en el último combate.

Jesús en Ti confío

⚜️ Apóstoles Divina Misericordia Tucumán – Argentina ⚜️

Introducción al camino de preparación para la consagración a Dios Misericordioso a través de María https://www.hermanosol.org/2022/08/25/consagracion-a-jesus-por-medio-del-inmaculado-corazon-de-la-virgen-maria/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *